DUELO DE LA MODERNIDAD. OTRO MUNDO ES POSIBLE. POR ELIZABETH VITA Y MARCELO ESSES.

Pintura: “La Creación de las aves” Remedios Varo (1957)


Cuidado editorial: Gabriela Odena y Gerónimo Daffonchio


Segunda Parte: “Tejedores de un nosotros” *

“Cómo asumir cotidianamente la contradicción entre dos epistemes, la de la comunidad y  la de la persona individual? ¿Cómo asumir el particular-universal, el nosotros como cuarta persona del singular? El problema no es como superar esa contradicción sino como convivir con ella, como habitar en ella.” Silvia Rivera Cusicanqui. Un mundo ch’ixi es posible. Ed. Tinta y Limón. 2018

La desilusión del progreso bajo las formas del sueño americano, la reconstrucción del paraíso perdido en la tierra, nos reveló de modo abrupto la caída de la mascarada de las buenas intenciones que definen el bien común, dejando al descubierto el fondo de crueldad y de espanto que nos habita cuando la dimensión imaginaria del deseo se disuelve.

Truco de occidente donde el logos asociado al capitalismo desplazó velozmente la multiplicidad de lo originario hacia la juntura de lo universal y lo uno.

 Maniobra que llevaba en sí misma una crónica de la desilusión anunciada: lo originario compuesto por la tierra, el cuerpo, culturas, pueblo, hábitos, biodiversidades, las comunidades, los otros.

 Operación de represión, renegación y forclusión aplicada de modo diferencial hacia el conjunto de lo originario que retornará al modo de la crueldad, el arrasamiento, la depredación.

La desilusión expresada en los ojos vacíos y rencorosos nos empuja a dos senderos que se bifurcan, uno hacia la crueldad y otro hacia la apatía. Estado de los afectos hegemónicos hoy. 

¿Cómo salir de esta encerrona trágica? ¿Por qué intersticio? 

Ante el fracaso de lo universal ¿se abrirá una brecha en tanto alternativa de las invenciones de proyectos y enunciaciones colectivas singulares?

Un llamado a los pequeños y situacionales gestos revolucionarios.

LLamamiento a visibilizar la continua tensión entre la captura y el agarre. 

La captura se compone de movimientos de renuncia, resignación, impotencia, productora  de subjetividades y percepciones encubridoras de esa producción, presentando las realidades como naturales. La Captura también se ubica como usina generadora de clones secuaces y obsecuentes de la obediencia debida debilitando el pensar, disecando al sujeto cuya energía vital queda al servicio del sistema, el pensamiento y la voluntad se convierten en automatismos. Movimiento de absorción de lo simbólico, sujeto chupado.

Goce del esclavo ofrendando sacrificialmente su deseo al altar de los dioses anónimos del mercado, trabajo forzado a cambio de la empobrecida/valiosa paga del inalcanzable “puro reconocimiento” de los dioses como merecedores de un pertenecer.

Teatro de las apariencias en cuyos templos sus deidades no dejan de ser el producto camuflado de una infernal maquinaria de “flujos reorganizadores móviles”. 

En simultáneo lo urgente de un movimiento de lectura que desmantela el camuflaje, inscribe lo real y da la chance de pensar estrategias de deconstrucción del armado de esos “sin salida” que el sistema no para de producir.

Esta lectura urgente si se queda solo en ese registro, tiene la amenaza de quedar encriptada en una pura denuncia. La llave que abriría ese encriptamiento de pura denuncia estaría del lado del acto, de la acción, del movimiento transformador y político. Política del agarre en tanto  un saber hacer con el punto de captura vez por vez en cada tiempo.

El acontecimiento portando el grito, explaya la voz e invoca a la palabra en su efecto poiético, nominante, en resonancia con la etimológicamente de poesía signada por la creación y composición.

Fenomenología de la inmanencia de dimensiones increadas aún resistiendo al encorsetamiento en categorías, conceptos y saberes enlatados. 

Acontecimiento en tanto irrupción de un real, ruptura de los discursos establecidos y de los escenarios con status de realidad rutinaria, enfrentándonos a la orfandad y al desafío del decir- hacer- pensar sin referente.

Puesta en práctica de las epistemologías narrativas.

La potencia del acontecimiento se inscribe  partiendo de lo indefinido generando  trayectos impredecibles  hacia porvenires de incertidumbres, ¿cómo sostener y cuidar el estado de abierto y el sin sentido de la potencia del acontecimiento performativa y creacionista?, ¿cómo resguardar la especificidad de las diferencias y el enigma de las otredades?  

Si somos tocados y conmovidos por el acontecimiento, éste nos empuja a un “navegar es preciso”, a tornarnos baqueanos de la textura del paisaje sabiendo detectar y hacer con los escollos, obstáculos que impedirían el pasaje hacia  senderos aún no surcados y  litorales aún no contorneados. Transitar el acontecimiento al modo de continuos buscadores de pasajes.

‘Otro mundo es posible” no se equipara a ” ese otro mundo que queremos” 

A partir de la crisis del contrato social de la modernidad basado en la función de representatividad y en la condición de delegación a ser representado, ¿cómo generar la apuesta hacia la construcción, el tejido, entrecruzamiento de multiplicidad de un nosotros?

Multiplicidad que se contrapone  a la promesa de una ilusión del porvenir que ofrezca respuestas totales, absolutas, suturantes de la falta. Ilusión que candidatea a un uno compacto que siempre será del orden de la religión teísta o atea. Ilusión hacia un porvenir, un progreso siempre enunciado por quienes pretenden poseer el saber de lo que es mejor para el otro más allá que el otro mismo. 

La cópula entre la ilusión de un porvenir transferido a un Otro y el acto de delegación y adjudicación de la representatividad, generó una sostenida y creída promesa que en la actualidad viene derrapando, diseminando un continuo estado de decepción.

¿Cómo construir, componer, tejer un nosotros a partir de este desenlace transferencial del contrato social de la modernidad?

Parecería que ante todo es necesario conmover la posición de un parletre que cree poder ejercer su libertad desde una autónoma voluntad,  a la vez que está en juego una desmentida de sus puntos de sujeción. Siendo necesario a su vez conmover la cristalizada posición del sujeto en tanto objeto victimizado, sufriente quien se ubica pasivamente proclamando la imposibilidad de alguna transformación que apele a su responsabilidad y potencia de actuar.

Construir un reanudamiento de un nosotros en tanto colectivo de enunciación que se emancipe de los aplastantes y generalizantes dichos del Otro. Coartada de la abstracción, lo universalizante, globalizante que no solo aplasta las diferencias desde su homogeneización sino que escamotea y esconde a ese otro/ esos otros singulares, posicionados, que enuncian,  haciendo de ese enunciado situado un axioma universal.

Un nosotros que resguarde la multiplicidad de enunciaciones colectivas, sin aplastar la dimensión del devenir del acontecimiento y su presente, desplegado en una fenomenología poética.

Entre texto.

 Spinoza: filosofía de la liberación. (5)

Para Spinoza es necesaria la producción de un conjunto de condiciones necesarias para que los cuerpos se vuelvan activos y desarrollen su potencia de obrar. Podríamos pensar la potencia de obrar, cuando se realiza en términos de Acto.

Diferenciamos Acto de Acontecimiento en el punto que mientras el acontecimiento produce una ruptura desde lo real, el acto logra saber hacer algo con ella, con la ruptura.

La causa deseante inmanente a la estructura es creacionista y de producción continua, ¿por qué continua? porque la causa permanece en los efectos dándoles existencia y los efectos modifican la causa generando una usina de movimiento continuo. Circuito que barra a lo uno en tanto causa primera, lo mismo que decir que desconsiste al monoteísmo de la causa vigente en la historia de la cultura en cristalizados saberes dogmáticos, textos sagrados inapelables y ortodoxos, intocables constituciones republicanas y disecados estatutos institucionales. Versiones del estatus de las causas primeras ubicadas en el altar de un soberano amo. Tabú de lo intocable.

El sujeto emerge y se constituye desde un Otro encarnando tanto en el campo del lenguaje como en lo transindividual articulado a una multitud de otredades. Si bien  el camino de la alienación en el Otro resulta inevitable para su constitución, el acto de corte y separación producido vez por vez gesta pizcas de libertad, libertad articulada a los efectos de un movimiento deseante, contrastándose a la libertad del liberalismo que posee un estatus ontico, volitivo e individual.

 Mientras que la libertad spinozista tiene como condición la articulación con el bien común, cada vez que emerge la libertad del liberalismo se postula como una rabiosa propiedad privada.

Inmensa diferencia entre una libertad por y en otro con una libertad del en sí mismo.

El contrapunto entre la dimensión deseante que requiere renuncias y la fijeza voluptuosa y voraz del goce.

En éste sentido la libertad así planteada nos orienta hacia una democracia como apertura a lo político, más que una forma de gobierno entre otras,  ya que encarnaría la potencia de actuar  de una multitud libre direccionada hacia la permanente construcción del bien común, movimiento causado por el excedente y la inadecuación que serían inmanentes a su estructura.

La posición esclava, es decir de sometimiento a un Otro, llámese Otro al lenguaje, al socius o al progreso es inherente a la estructura subjetiva. 

Servidumbre estructural de la alienación que en un incierto momento despertará de la ensoñación alienante, haciendo síntoma  hacia la separación emancipatoria. Es la efectuación de esa posición la que daría lugar a la potencia como respuesta contingente a esa situación de opresión. 

Historia de la esclavitud desmentida en el nacimiento de los estados nación de la modernidad y en especial y acentuadamente en los Latinoamericanos. La creación de la dimensión del ciudadano portará el anhelo de una libertad articulada a una ley universal y abstracta dejando por fuera la heterogeneidad de las multitudes locales: Narrativas Míticas Originarias de cada colectivo. 

Fachada de la ley liberal que mientras proclama los derechos ciudadanos convive hacia el interior con estados de exclavitud, de explotación y expropiación. El acto fundacional de la constitución de estos estados república forcluye los genocidios, el extractivismo de las riquezas de la tierra y de los saberes de sus pobladores. Descubrimiento de América que enmascara siniestramente el verdadero acto de conquista, colonización y sometimiento de los pueblos y las culturas originarias.

Lógica fundacional que perdura, repite en su insistencia y se actualiza una y otra vez (lo que no cesa de no inscribirse), donde la ley del liberalismo fundante retorna con nuevas versiones neoliberales globalizantes y nuevamente arrasantes, que obstaculizan la construcción de identidades locales y comunales.

Elogio de los  Intersticios. Hacia una ecología política.

Las percepciones estatales ponen fuera de juego las dinámicas minoritarias, saca a  la dimensión política de lo situacional. La dimensión de lo minoritario y lo situacional se tensa con la ubicación del estado en tanto bloque universal y mayoritario. A su vez lo minoritario/situacional orienta hacia el despliegue de las micropolíticas y acentúa el valor de los intersticios como espacio desde donde no se apuran respuestas sino que se suscitan nuevas preguntas desde las que se podrá construir el problema

Los intersticios se efectúan desde rupturas de lo continuo, lo compacto, abriendo brechas. Tiempo donde queda puesto en suspenso el sentido tanto en su dimensión de direccionalidad como de significación. Dinámica del intervalo que tiende hacia nuevas suturas y obstrucciones invitando a una política de su resguardo en tanto disponibilidad de lo abierto. El intervalo promueve el continuo movimiento instituyente donde lo que acontece entre ambos extremos del mismo transita el sendero de lo transicional lejos de las purezas y mucho más sumergido en los mestizajes de sus formaciones , pudiendo ser el mismo ubicado como potenciador de lo posible y usina que fabrica  nuevas percepciones y configuraciones sociales.

El intersticio en tanto una topología temporoespacial de “pensar por el medio” (6) poniendo en suspenso  los juicios a priori tanto como los a posteriori.

Contrapunto político de las micro políticas tanto  con el estado nación que ha tomado un camino neoliberal de desmantelamiento del bien común ubicándose sólo para las funciones de seguridad, administración y justicia, como a su vez distante también de un estado paternalista que sustituye y se apropia de la potencia del obrar de los colectivos sociales. 

Elogio del camino del medio, de la sabiduría y del pensar por el medio, tanto en su potencia de morada como de su causante intersticio. Apología del lugar medio en tanto propiciador de las zonas de intercambio generadoras de las relaciones sociales. Espacios terceros recortándose tanto de la absorción del estado como de la alienación en el mercado. 

Otro modo de intercambio es posible, allí cuando la figura del usuario, ligada a la virtud de sus artesanales producciones, cobra el brillo de la epifanía de sus obras y la hospitalidad hacia su destinatario, rescatando el valor de uso referido a un objeto que excede el valor mercantil. En este territorio los modos de comerciar, de regatear, no solo configuran un acto de comercio sino el establecimiento de relaciones vinculares por uso. Mercados locales identificables, nombrables, localizables tan diferentes a los ámbitos de corporaciones globales, ilocalizables y anónimas como el nombre de sus sociedades.

Hasta muchas veces marcadas por una comunicación con aplicaciones en lugar de personas, allí el valor de uso queda aplastado y el imperio del valor de cambio cobra su hegemonía transformando lo artesanal en anónimas y seductoras marcas. Valor de cambio que a su vez se inscribirá como un saber hacer encriptado en fórmulas y patentes, lugares vedados a los usuarios, una nueva forma de expropiación del saber común. Un nuevo modo de abuso ubicando al saber como propiedad privada.

Estado de situación que tensiona el contrapunto entre ciudadanos y usuarios, entre usuarios y clientes y entra la dimensión del pueblo y la gente.

Ubicamos cierta textura de las condiciones de posibilidad de la creación política, el apuntalamiento donde la enunciación tienda, busque converger con la posición, diferenciándose de los enunciados cristalizados e ideológicos que suelen distanciarse de las posiciones de quienes lo portan obstaculizando así el proceso de creación y abonando la repetición de enunciados enlatados cerrados y patentados. Contrapunto entre una posición creacionista que se orienta hacia la construcción del acontecimiento nunca dominable, nunca calculable en los términos del cuándo y el dónde, mientras que las posiciones dogmáticas resisten en la fijeza de lo instituido, la dueñidad de los lugares y espacio de poder junto a los saberes que se presentan con el estatus de únicas verdades.

Mientras la dueñidad impide la transmisión, el relevo, los pases de funciones y lugares, el creacionismo político soporta el nomadismo, la errancia, la itinerancia tanto en su versión deambuladora como el estar sumergido en los equívocos y tropiezos de sus decires. 

La burocracia política amalgama un pacto entre estado y mercado embanderada en la consigna del “es muy necesario” mientras el creacionismo político transita la dimensión de lo posible y a su vez no sin contemplar lo imposible, se arroja a la apuesta de lo contingente, potencia el acontecimiento que desde su nacimiento puntual y local tiene las chances de resonar repercutir y multiplicarse con otros matices .

A su vez el acontecimiento inconsiste interpelando al logos oficial donde la objetividad y la racionalidad de la ciencia queda contrastada con los saberes locales populares emergentes.

El punto de captura es quedar adherido a un enunciado que se repite desde una identificación obturando el devenir de  enunciaciones que propicien identidades abiertas, en movimiento, migrantes, mestizas, pardas, intentando soportar el estar en resonancia con el acontecimiento sin ser éste aplastado rápidamente hacia lo instituido tanto en sus significaciones como en sus formas.

Ante el desmantelamiento, la devastación, desalojo, desafiliación, destierros, el reclaim. (7) Un acto de reapropiación, recreación, reparación, un reanundamiento de los lazos con la tierra con el cuerpo y con los otros. Un reencuentro con la vitalidad que había sido disecada en el robo de las almas. 

Un elogio de las políticas del acontecimiento de esta dimensión que se produce como efecto de continuos trabajos del hacer sentipensante colectivo, sin autorías individuales pero causado desde una multiplicidad de singularidades.

Política del acontecimiento, marco de la micropolítica que gestándose desde un punto encarnado, empaisajado, posee la potencia de la propagación de sus pases y pasajes, diseminando sus efectos de modos diversos a nuevos colectivos, gestado desde una lógica de lo fractal. Apuesta hacia un nuevo nosotros.

* https://enelmargen.com/2021/09/05/duelo-de-la-modernidad-otro-mundo-es-posible-por-elizabeth-vita-y-marcelo-esses/ Primera parte

(5) Diego Taitan. Spinoza disidente. Ed. Tinta y Limón. 2019

(6) Expresión de G. Deleuze

(7) Término introducido por Stengers/Pignarre. La Brujería Capitalista. Ed hekht. 2017


Elizabeth Vita, psicoanalista, integrante del Movimiento Pedagógico Isaurino, Adherente asociada de Encuentro Clínico Lacaniano. Asociación Río de la Plata.

Marcelo Esses, psicoanalista, miembro de la Escuela Freudiana de Buenos Aires.



Esta revista se sustenta gracias a la publicación, la difusión y la edición, sin ánimo de lucro, de cada uno de los miembros que la componen. Agradecemos la colaboración económica que el lector o la lectora quiera y pueda acercar siguiendo los pasos de alguno de estos dos links.

https://mpago.la/1zmi98z

https://mpago.la/2KuUGEs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s