LA MATERIA PRIMA DE LA LENGUA. POR GABRIELA PEDROTTI.

Imagen: Lula Mari «Guayaca amarilla», https://instagram.com/lula.mari?utm_medium=copy_link

Cuidado editorial, Gabriela Odena, Marisa Rosso

La poesía llega como es ella, mutando el sentido en que el lenguaje se encripta para convivir en sociedad.

La poesía surge, destella, estalla en un acontecer fugaz donde el tiempo todo, aparece siendo uno, y ahí es ahí, ni antes ni después.

El poema es causa de un encuentro que desencuentra al yo y al pensamiento, poniendo patas para arriba los ejes diacrónicos y sincrónicos de la lengua. Un fulgor.

La poesía es la experiencia del decir renovándose, el acto que arroja lo dicho al riesgo para que lo buscado no caduque en lo encontrado sino que se alimente de la orfandad de su origen cada vez.

La poesía trabaja de una manera original con la materia prima de la lengua humana, donde original significa al mismo tiempo lo inicial y lo singular. Abre una cantera en el lenguaje antes que se debilite convirtiéndose en abstracción erosionada. Sus abstracciones particulares son radicalmente sensoriales y concretas. Ejecutan, ponen en escena el pensamiento allí donde todavía es, por así decirlo, incandescente el tropo del fuego, inevitable, allí donde sigue a la conmoción de un descubrimiento.

¿Qué valor para la incidencia que siempre será de lo real, sino la poesía como campo de apertura a la polisemia del sentido coagulado en los lugares comunes de lo consistido, lo aceptado, lo agradado?

No hay forma de concebir al psicoanálisis si no es en esta entrega a lo inapropiado de la lengua.

Para Lacan, la poesía resulta de la violencia hecha al uso cristalizado de la lengua.

Volver a lubricar la lengua, allí donde el sufrimiento la ha erosionado de poesía, de transformación, de sorpresa, de asombro, es tarea del analista. Que se ponga en voz lo inevitable, la herida que engendra todo nacimiento, ese al que nuestro trabajo nos acerca en su quehacer.

La poesía es creación de un sujeto que asume un nuevo orden de relación simbólica con el mundo. Es por esto que la poesía es necesaria y urgente siempre.

Percibir el hecho poético no implica ser poeta, sino ser tallados, modelados por lo que se entrega a ser capturado por otro orden de sentido y sensibilidad.

Si la poesía nos dice, su misma definición no es solo creación, engendramiento, sino acción que concierne definitivamente al acto analítico. ¿De qué manera?, la poesía hace la diferencia. Se invita al analizante a decir más allá de lo que piensa logrando cambiar en acto un afecto o producirlo o, incluso, desestimarlo. De este modo, se le devuelve al discurso el misterio que el sufrimiento exilió. Lo que se consigue es que la palabra haga sonar lo que calla. Como dice Paul Valery: “la poesía, esa oscilación prolongada entre sonido y sentido”. Cuando la vida desdibuja esa oscilación, el sonido estalla sin sentido mientras que el sentido gobierna y fagocita el sonido. Entonces aparece la necesidad de acudir a un analista. Pero no solo el analizante es víctima de este desequilibrio sino también el analista.

No se busca la belleza sino un bien decir.

La poesía es la palanca de la ternura con la que el dolor, el agravio, y el sufrimiento podrían llegar a encontrar hospedaje posible para su despliegue, retomar el fuego de una nueva dit mansion.

En el margen intenta, a través de esta sección, ir detrás de esa pequeña voz del mundo —como dice Diana Bellessi– que permanece atenta a lo inútil, a lo que desecha. Seguir el camino de esa voz que deshace las cristalizaciones discursivas de lo útil y teje una red de cedazo fino capaz de capturar las astillas de aquello que se revela. La pequeña voz del mundo es la voz que escribe los poemas, la voz del poema que el poeta cree su voz. Para esto nos proponemos preguntarle a los poetas cómo la poesía trabaja en ellos, cómo son hallados por esa voz y dónde, dónde la encuentran cuando no acude a ellos.


Gabriela Pedrotti. Lic. en Psicología. Uba
Fue Docente de dicha carrera en la cátedra de Psicología Institucional.
Psicóloga Social egresada de la Escuela de Pichon Riviere
Fundadora del grupo H8 de intervenciones institucionales junto a Fernando Ulloa y otros
Es AME de la Escuela de Buenos aires , institución a la que pertenece hace mas de 20 años donde dicta seminarios .
Publicó artic en la Revista Sigmund Freud , y es co autora de los libros bilingue italo español «Lo indecible sustraído a la nada » y El psicoanálisis en tiempos de la no escucha «
Su gusto por la escritura , en particular la poesia dio nacimiento a » Conjugada » editado por Viajera editorial y co autora de «Hebras de una trama» editado por La Docta ignorancia
 Prepara su próximo poemario «Embarrada «
«La escritura de lo íntimo» es su primer libro de Psicoanálisis.

Esta revista se sustenta gracias a la publicación, la difusión y la edición, sin ánimo de lucro, de cada uno de los miembros que la componen. Agradecemos la colaboración económica que el lector o la lectora quiera y pueda acercar siguiendo los pasos de alguno de estos links.

Argentina

https://www.mercadopago.com.ar/payment-link/v1/redirect?preference-id=90862357-f2ec06c4-b0b1-495e-9601-f0b33d0f856a

Resto del mundo

https://www.paypal.me/flagelodelverbo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s