Sección Encuentros.



La Sección Encuentros, de En el margen. Revista de psicoanálisis,  tiene por finalidad auspiciar reuniones presenciales en las que se privilegia un público diverso, proveniente de diversos ámbitos, quehaceres y discursos.

Estas reuniones se llevan a cabo en la ciudad de Buenos Aires, en Río de Janeiro y en Salvador de Bahía.

Las primera de la serie está a cargo de Helga Fernández, tiene lugar en Buenos Aires y se titula Psicoanálisis y surrealismo.


El surrealismo no hubiera existido sin la  existencia del psicoanálisis.

El psicoanálisis hubiera dejado de existir sin la existencia del surrealismo.

Breton, mientras trabajaba como médico en la Primera Guerra Mundial, se encontró con la Interpretación de los sueños, de Freud. En su libro, Los vasos comunicantes, establece una verdadera intertextualidad con el descubrimiento freudiano.

Más tarde, el grupo que Breton fundó tradujo varios artículos de Freud, del alemán al francés. Lacan se encuentra con los surrealistas y estos le acercan a Freud en un tiempo en el que en la psiquiatría francesa consideraba que todo lo que estaba escrito en alemán no se aplicaba a  los franco parlantes.

Este mutuo encuentro, por trascender los límites de la influencia, merece el nombre de deuda simbólica recíproca.

La historia que suele contarse de la relación que existió entre el psicoanálisis y el surrealismo no apresa la importancia que supuso. Tal vez los analistas no alcanzamos en su justa dimensión la revelación del surrealismo y, a la inversa, tal vez los surrealistas no alcanzan, tampoco en su justa dimensión, la revelación del psicoanálisis.

La noche del 25 al 26 de julio de 1895 Freud tuvo un sueño inaugural, fundante. Un sueño en el que le fue revelado el enigma de los sueños, el de la palabra como solución, el sueño de La inyección de Irma.

La noche del 25 al 26 de agosto de 1931 Breton tuvo un sueño inaugural, fundante. Un sueño en el que le fue revelado cómo cruzar el puente en el que la vida diurna y la vida onírica se comunican, el de la palabra como creación, el sueño de Nosferatu.

Freud inventó con el lenguaje condiciones en el lenguaje para que exista una subjetividad que antes no tenía lugar. Breton, a partir de lo que Freud inventó, hizo lo propio: inventó condiciones con el lenguaje en el lenguaje con las que habitar el mundo. Un invento y otro se emparentan, pero también se diferencian. Y,  sólo en ciertos casos,  podrían llegar a ser incompatibles.

Desarrollaremos, a lo largo de cuatro fechas, lo antes expuesto y proseguiremos con la intertextualidad e importación que realiza Lacan de Breton: el azar objetivo o amor loco y das Ding, los encuentros singulares de Freud y lo poco de realidad.

En cada fecha se desarrolla un tema, a la vez que los mismos se enlazan. Por lo que es posible concurrir a una o a todas las fechas.


Fechas: 11 y 18 de julio, 15 y 22 de agosto de 2015, 14 a 16 hs.

Lugar: Espacio Nido.

Informes e inscripción: revistaenelmargen@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s