DIAPASÓN, LOS MODOS DEL VERBO COMUNIZAR. POR ANA ARZOUMANIAN

Imagen: The moon. Tarsila do Amaral

Este texto fue leído en el marco de la presentación de Diapasón de Victoria Larrosa, editado por Archivida. Libros que escuchan, en la librería Otras Orillas el día 1 de Abril de 2022.


La presentación de “Diapasón, entre lo oído” será cuando marzo llegue a su final, me cuenta Victoria Larrosa. Y yo pienso en las aguas, en Tom Jobim, pienso. Es la lluvia lloviendo/ es charla en la ribera./ De las aguas de marzo,/ es el fin del cansancio.// Es el fondo del pozo/ es el fin del camino.// Son las aguas de marzo/  cerrando el verano./ Es la promesa de vida.

Victoria me invita a presentar su libro, su obra. Esto me diría si fuésemos esos testaferros académicos que prestan su nombre para edificar una pedagogía. Pero estamos ante un libro de la editorial Archivida, una editorial que se hace pública mediante un manifiesto. Un manifiesto como una pieza documental mediante la cual se da a conocer ideas o problemas de un modo intenso. No se trata de una declaración, ni de un prefacio, ni de una petición. No hay nadie a quien pedirle. El manifiesto se mueve entre la ruptura y la refundación. El escrito en que se hace pública declaración de propósitos tiene como cualidad el ser plural.

Allí reside el primer desafío de Victoria: hacer entrar lo colectivo y lo común en un libro sobre el psicoanálisis. El psicoanálisis, hijo predilecto de la Modernidad, tuvo en su cultura de crianza los fundamentos del individuo y de un sujeto que, si bien “sujetado” a un inconsciente que le es propio en la medida que pierde su propiedad, se demora en la dimensión de un lenguaje donde es hablado o es pensado. El sujeto no es el sujeto de la ciencia, ése de la voz activa o pasiva. Ese sujeto accediendo a un diván se reclina en una voz media, allí donde la acción que cumple el emisor afecta al otro pero, al mismo tiempo, es pasible de su afectación.

Sin embargo, estamos en otra instancia. El desafío de lo común, lo molar, no anida su pregunta en el ¿quién habla?, no se interroga por el sujeto y por su propagación. El dilema radicaría en el dónde está el sujeto porque la cuestión radical sería ¿cómo comunizar?.

Allí reside la práctica ética de “Diapasón”, un libro no como constructo o contenido, no lo construido, sino en construcción. Ante el sujeto separado, ese “dividuo”, aquel que confecciona su performance de identidad dentro del dispositivo colonial de la modernidad; yo vuelvo a Brasil.

El manifiesto antropofágico, aquel que se nombra sin Napoleón, sin César, contra las sublimaciones antagónicas traídas en las carabelas; contra el pater familias y la creación de la moral de la cigüeña, la expulsión de la dinastía y la deglución del primer obispo del Brasil; firma así Oswald de Andrade.

“Pero tú, blanca, europea, escucho, qué tienes tú que decir de nosotros” Andrade, Viveiros de Castro, Rolnik. El canibalismo no es la desaparición del otro en uno, sino la existencia del otro en uno mismo. La ecuación ya no sería: tú o yo. Sino yo y el otro. Esa es la incorporación.

Victoria me invita a presentar “Diapasón, entre lo oído”. Cuando termine marzo, me dice. Seremos brasileñas, le respondo. Aunque no pienso aún, en ese momento, todavía, en la comunidad caníbal.

Si la pregunta no es ¿quién habla? de las teorías subalternas. Aquello que se escucha no es una palabra, sino un advenimiento. La frase rimbaudiana pone en jaque al verbo ser en una rara conjugación donde el sujeto y el verbo no asumen su coincidencia. Donde el yo soy, deviene yo es; aquel “yo es otro” admite al otro en mí. ¿Qué se escucha? Un pasaje, un movimiento. Un conmutarse. Por eso la escucha no es discurso, no es palabra.

El libro de Victoria Larrosa se hace eco de la vastedad de la lengua castellana, vastedad que es también su limitación. Cómo no pensar en aquella frase nietzscheana, inspiradora de Freud: Du sollst der werden, der Du bist, traducida al castellano como “te convertirás en quien eres”. La identidad, el sujeto, y el ser. Y sin embargo el verbo “werden” que alude a la acción de tornarse, convertirse recae en el verbo sein que en alemán es tanto ser como estar. Y en francés, el verbo être (aquel de la frase de Rimbaud) también alude tanto al ser como al estar,  y en griego antiguo el verbo ser, estar y existir es el mismo; y en latín el verbo sum hace referencia al ser, al estar y al parecer.

Ese “conviértete en lo que eres” nietszcheano que traduce el verbo sein como ser y no como estar empuja a un malentendido que no reconoce ambigüedades en nuestra lengua. La transformación subjetiva o mejor, la consideración del sujeto como movimiento, como un estar siendo es una política.

En este nuevo espacio discursivo ya no se habla de identificación sino de devenir, ya no hay lugar de separación entre yo y el otro. Es este mestizaje que asume el libro de Larrosa, el obrador y sus autores. ¿Aunque se seguirán denominando autores en ese taller de producción, en ese mundo poblado de voces que son en definitiva vías?

Una analista autora que deviene lectora en su propio libro. Transferida, dejándose ocupar por un número de nombres. El devenir es una cuestión de posiciones en el borde neutro y singular, dice el texto. Entonces, ya no apelativos, sino cuerpos intrusos en el com-paginar; escribo en el prólogo y ahora voy más adentro. No sólo com-paginar. Victoria Larrosa realiza una apuesta por comunizar. Lejos de la fuerza conclusiva y la transparencia semántica desmonta la idea que se tiene del psicoanálisis como máquina de escuchar palabras. A espaldas, por lo tanto, de la teología de la falta, ya que en las palabras siempre falta algo por nombrar. El movimiento tiene una intención poético política que Larrosa escribe, y escribe porque su Diapasón escucha.


Ana Arzoumanian es escritora, poeta y traductora argentina.


Cuidado editorial: Gabriela Odena y Marisa Rosso



Esta revista se sustenta gracias a la publicación, la difusión y la edición, sin ánimo de lucro, de cada uno de los miembros que la componen. Agradecemos la colaboración económica que el lector o la lectora quiera y pueda acercar siguiendo los pasos de alguno de estos links.

Argentina

https://mpago.la/33g3HbP

Resto del mundo

https://www.paypal.me/flagelodelverbo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s