CONVOCATORIA ABIERTA: EN EL MARGEN, REVISTA DE PSICOANÁLISIS EN PAPEL, No. 1.

Buenos Aires, 9 de abril 2022.

Modos del lazo entre analistas: efectos y afectación en la experiencia del análisis.

“Entre dos sujetos no hay sino la palabra o la muerte. El saludo o la piedra. Postular que la violencia en el principio de lo que se denomina “la condición humana”, sin tener en cuenta lo que esta comporta de fracaso de la palabra, no conduce a parte alguna.

                                         Moustapha Safouan, La palabra o la muerte

No le demandes a la política que restituya los “derechos” del individuo, tal como los ha definido la filosofía. El individuo es producto del poder. Lo que hace falta es “des-individualizar” por medio de la multiplicación y el desplazamiento, combinaciones diversas. El grupo no debe ser un lazo orgánico que una individuos jerarquizados, sino un constante generador de des-individualización. 

Foucault,M, No te enamores del poder.  Una introducción a la vida no fascista (Prefacio de Michel Foucault a la edición estadounidense de El Anti-Edipo).

«Pero hay un real en juego en la formación misma del psicoanalista. Sostenemos que las sociedades existentes se fundan en ese real. Partimos también del hecho, que parece perfectamente plausible, de que Freud las quiso tal cual son. No es menos patente –y para nosotros concebible– el hecho de que este real provoca su propio desconocimiento, incluso produzca su negación sistemática. Está claro pues que Freud asumió el riesgo de cierta detención. Quizá más: que vio en ellas el único refugio posible para evitar la extinción de la experiencia»  .

Lacan, J, Proposición de 9 de octubre de 1967. Sobre el psicoanalista de la escuela.

De un tiempo a esta parte, quienes conformamos la delegación editorial de En el Margen,  Revista de psicoanálisis,  venimos conversando acerca de los modos de enlace entre analistas. No se trata de una conversación que necesariamente se explicite, sí que está presente en lo que sea que trabajemos. 

Sabemos que el tema que ponemos en mención fue y es transitado, pero consideramos que igualmente es estructural y determinante, al punto o al extremo de que las formas del lazo entre analistas llevan a causar, a impostar, a usufructuar, a anquilosar, a inhibir, o propagar, la posición del analista. También es un tema actual y a la vez epocal: con la pandemia, lo que se daba por cierto fue puesto en cuestión. En ese tiempo de retirada, en el que todo cobró otra perspectiva, tal vez se haya acelerado la necesidad de inventar un nuevo lazo y/o a hacer resistencia a favor de la existencia de uno menos cruento, denostativo y aniquilante, de un modo más urgente, vital y exponencial que antes.

Desviación es un término que en psicoanálisis es un “must” y que se ha usado hasta el cansancio. ¿Qué hace que la formación del psicoanalista vaya en una dirección y no en otra? 

Estamos advertidos, por múltiples hechos y acontecimientos históricos, que lo que deviene cristalización de la institución, deriva en la instauración de una jerarquización de voces hegemónicas y otros efectos que se trasladan a la escucha analítica o al modo de ejercicio de nuestra práctica, indefectiblemente. Porque así como la idea que tenemos de los conceptos incide en la experiencia, también lo hace –y por sobre todo en la transferencia– la modalidad de enlace o de transferencia de trabajo entre colegas.

Pero, ¿sería posible la formación del analista prescindiendo de las instituciones? ¿Sería factible, por ejemplo, una reunión que se enlace y desenlace a partir de un cuestión x, y que a la vez conlleve una cierta sistematicidad y rigurosidad, necesarias también en la lectura?

¿Evitar la institución realmente evitaría la degradación que cierta practica del poder ejerce sobre el psicoanálisis? ¿Los problemas por muchos reconocidos, realmente, quedan representados en el binarismo institución/no-institución o se hace necesario hallar y hasta invencionar una terceridad posible?

¿Qué condiciones puede generar un movimiento que no vaya “en contra de” sino que atraviese umbrales inmovilizados, cristalizados, ya sea por marcos impuestos y/o autoimpuestos, o simplemente porque el saber mismo adormece e impide leer olvidando lo sabido (función de privación que el analista debe soportar atreviéndose a la atención flotante y a dejarse enseñar cada vez)?

¿De qué manera un colectivo puede encontrar las vías para mecerse entre bajamar y pleamar sin petrificarse, y que las partículas de arena permanezcan como resto de lo que no se puede absorber?

Por último, ¿cómo enlazarnos, no sólo entre analistas, también con practicantes de otros discursos y con otros discursos de forma que el psicoanálisis no se erija en el lugar del amo, pero que tampoco pierda su especificidad?

¿Es viable hacerse estas preguntas o es el acontecimiento, lo impensado, el riesgo que toma una acción, lo que pone en marcha otro devenir? En todo caso, estos interrogantes serían el intento de una proposición que piense lo impensado de modo que sea un amarre en su vía regia. Y también serían el intento de establecer distinciones entre aquello que indefectiblemente sucede por estructura y aquello que se repite y/o reproduce, por ejemplo, porque no nos damos el tiempo y el lugar de su lectura.

Preguntas que se gestan al estar con otros, al leer a otros, al hacer pasar lo escrito por otros. 

¿Cómo, además, ante semejantes interrogantes que atañen al psicoanálisis mismo se podría responder/ producir/ obrar sin llamar a singulares y múltiples experiencias? Lacan plantea que si bien es solo que uno toca lo real, no es sino por los otros, en donde lo “propio” tiene lugar. Habría, así, una producción que siendo propia como producto no es sin los otros; un nos-otros que hace lugar a la pluralidad en la singularidad.

Este trabajo no requiere solo de una revisión crítica de la historia, sino del intercambio de las experiencias de quienes dedicamos “un tiempo” a la experiencia del inconsciente, a lo que hace síntoma a la vez señalando y evitando lo imposible.

Tal vez, cada día tendríamos que preguntarnos: ¿en qué colaboramos para apagar el progreso en la espiritualidad que el psicoanálisis trae al mundo y en qué contribuimos para que siga diseminándose? Esta convocatoria es nuestra contribución al respecto.

Quedan invitadas e invitados a participar con sus textos de esta publicación futura que busca abrir preguntas, recabar experiencias, plantear interrogantes, sopesar las diferencias, poner sobre el tapete de la lectura un tema que nos compete y compromete en tanto analistas y practicantes del psicoanálisis.

Los saludamxs desde En el Margen y agradecemos su interés.

Delegación editorial. Dirección: Helga Fernandez. Editores: Ricardo Pereyra, Gerónimo Daffonchio, Amanda Nicosia, Gabriela Odena, Mariana Castielli, Patricia Martinez, Marisa Rosso y Agustina Taruschio



Cuestiones formales para la presentación de textos

Podrá participar de esta experiencia quien se encuentre interesado en el tema.

La fecha límite de presentación de trabajos es el Lunes 6 de Junio de 2022, inclusive.

1.- Se deberá  enviar el texto en formato Word o PDF como adjunto a nuestro mail:  enelmargenrevista@gmail.com.

2.- El texto tendrá como extensión máxima 10 carillas en fuente Times New Roman, tamaño 12,  a los fines organizativos y de publicación.

2.- En el margen. Revista de psicoanálisis podrá publicar o no lo enviado, de acuerdo a criterios editoriales,  en lo que será la revista N.1 en papel. Este ítem queda como suficiente constancia de la cesión de los derechos de autor para su publicación. Los textos recibidos serán editados por la delegación editorial y el resultado final de los mismos será consultado con el autor respectivo, quién brindará su acuerdo o desacuerdo con la edición teniendo la palabra final al respecto, siendo que En el Margen se reserva la decisión de publicarlo o no, previo intercambio sobre la edición con el autor. Asimismo,  En el Margen. Revista de psicoanálisis, se reserva el derecho de reproducción y publicación del trabajo enviado en cualquier medio de acceso público.

3.- La bibliografía se citará del siguiente modo, en nota al pié: Autor, libro, editorial, lugar y año de edición. La bibliografía citada en internet deberá contener el link bibliográfico respectivo. 

4.- Las citas textuales deberán estar entrecomilladas o en itálicas con su correspondiente cita bibliográfica. 

4.- Los textos no deben haber sido publicados con anterioridad.

5.- Al final del texto, se pondrá el nombre del autor y se incluirá una minibiografía del mismo.

Los nombres, correos electrónicos y cualquier dato personal serán usados únicamente a los fines de la publicación de En el margen (papel), revista de psicoanálisis,  y de modo interno entre los integrantes del colectivo a los fines del trabajo propuesto.

Textos sugeridos de consulta bibliográfica:

  • Pelbart, Peter Pál, “Filosofía de la deserción : nihilismo, locura y comunidad .”, Buenos Aires, Ed. Tinta Limón, 2009.
  • Barthes, Roland, Cómo vivir juntos, Buenos Aires, Siglo veintiuno editores Argentina s.a, 2005.
  • Gilles Deleuze, Spinoza, filosofía práctica, Barcelona, Tusquets, 1984
  • J-L. Nancy, La comunidad desobrada, Buenos Aires, La Cebra, 2007.
  • Agamben, Giorgio, La comunidad que viene, España, PRE-TEXTOS, 1996
  • Maurice Blanchot, .La comunidad inconfesable, Madrid, Editorial Nacional, 2002
  • Guattari, Felix, Psicoanálisis y transversalidad. Crítica psicoanalítica de las instituciones, Siglo veintiuno editores Argentina, Buenos Aires, 1976
  • Silvia Rivera Cusicanqui, Un mundo ch’ixi es posible, Ensayos desde un presente en crisis, Tinta y Limón, Buenos Aires, 2018
  • Erik Porge. Transmitir la clínica psicoanalítica, Buenos Aires, Nueva Visión, 2007
  • Jean Claude Milner. Por una política de los seres hablantes. Breve tratado político 2, Ed Gramma. 2013, Argentina.
  • Sigmund Freud, Una dificultad del psicoanálisis
  • Sigmund Freud, El malestar en la cultura
  • Jacques Lacan, La proposición del 9 de octubre
  • Jacques Lacan, Carta de Disolución, 5 de enero, 1980, Seminario 27, clase 1
  • Prólogo de Luis Gusmán al libro de Oscar Masotta Sexo y traición en Roberto Arlt, Eterna Cadencia, 2008
  • Helga Fernandez, Para un psicoanálisis profano, Archivida, Buenos Aires, 2020.
  • Leticia Gambina, No ceder ante las instituciones, publicado en la Revista de psicoanálisis, En el Margen, el 18 de febrero de 2022.
  • Marcelo Esses, El resguardo de la falta, publicado en Revista de psicoanálisis, En el Margen, el 27 de diciembre de 2021.

Consultas a: enelmargenrevista@gmail.com


En el margen, revista de psicoanálisis, es una revista en formato digital con un número especial en papel.

Para más información sobre nuestra revista digital les dejamos el link de acceso a la misma: 

https://enelmargen.com/

.

Un comentario en “CONVOCATORIA ABIERTA: EN EL MARGEN, REVISTA DE PSICOANÁLISIS EN PAPEL, No. 1.

  1. Celebro y agradezco la iniciativa- invitación a poner a trabajar los modos de lazo entre analistas y la articulación con otros discursos como un modo de no ceder a la tentación del infernal círculo sometimiento-sometedor. Saludos afectuosos a tutti.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s